Cerrar


Copitima

COPITIMA - Historia - La ingenieria

La Ingeniería:


Es en el año 1.774 cuando se crea por la Sociedad Bascongada de Amigos del País, el Seminario Patriótico de Vergara, que podría ser, por la orientación dada posteriormente a las enseñanzas, el primer origen de la Carrera de Ingeniero Industrial. Como novedad comienzan a impartirse las enseñanzas de Física, Química y Metalurgia.

Muchos años después concretamente en 1.809, organizado por la Sociedad Económica Matritense se funda en Madrid el Conservatorio de Artes, tomando como modelo el de París, de idéntica denominación. Sus fines eran

"promover y acelerar el progreso industrial, enseñar prácticamente las aplicaciones necesarias y perfeccionar las operaciones fabriles".

Con fecha 4 de Septiembre de 1.850 se aprueba el Real Decreto Fundacional de la Carrera de Ingeniero Industrial, que cuenta con las especialidades de Química y Mecánica. El Real Decreto esta firmado por la Reina Isabel II y por un Andaluz, D. Manuel Seijas Lozano en calidad de Ministro de Fomento, Instrucción y Obras Publicas, cuyo texto comienza...

Creación de la Carrera de Ingenieros Industriales. Programa de la Enseñanza. Cuadro de Profesores.
Señora: Ocupado el Gobierno hace algunos años en la reorganización general de la instrucción pública para ponerla en armonía con las necesidades del siglo, no podía olvidar uno de los ramos más interesantes de ella y el que más influencia puede ejercer en prosperidad y riqueza de nuestra patria. No bastaba dar impulso a la enseñanza clásica ni mejorar los estudios literarios o científicos; para complementar la obra era preciso, entre otros establecimientos importantes, crear escuelas en que los que se dedican a las carreras industriales pudiesen hallar toda la instrucción que han menester para sobresalir en las artes o llegar a ser perfectos químicos y hábiles mecánicos. De esta suerte se abrirán nuevos caminos a la juventud ansiosa de enseñanza; y apartándola del estudio de las facultades superiores a que afluye hoy en excesivo número, se dedicará a las ciencias de aplicación y a profesiones para las cuales hay que buscar en las naciones extranjeras personas que sepan ejercerlas con todo el lleno de conocimientos que exigen.

Las enseñanzas se impartían en tres niveles, Elemental, de Ampliación y Superior, conducían a la obtención de los títulos de Profesor Industrial, Ingeniero de Segunda y de Primera Clase, respectivamente. Según las asignaturas cursadas se podían obtener los títulos de Ingeniero Mecánico de Segunda Clase o Ingeniero Químico de Segunda Clase, reservándose el de Ingeniero Industrial de Segunda Clase para los que estuviesen en posesión de los dos anteriores.

Es también en ese mismo año, 1.850, cuando se creo la primera escuela de Ingeniería en Andalucía, concretamente en la ciudad de Sevilla, que nació conjuntamente con otras tres, Madrid, Barcelona y Vergara.

Es la Ley de Instrucción Pública de Julio de 1857, denominada “Ley Moyano”, debido a que fue D. Claudio Moyano Samaniego, Ministro de Fomento de la época el impulsor de la misma, la que será el fundamento del ordenamiento legislativo en el sistema educativo español durante más de cien años, pues en esencia pervivió hasta la Ley General de Educación de 1970 que estableció la escolarización obligatoria hasta los 14 años y la LOGSE de 1990 que aumentó esa edad a los 16.

Es esta Ley la que eleva la carrera de Ingeniero Industrial a la categoría de Enseñanza Superior junto con otras titulaciones técnicas, concediendo la facultad de colación del título de Ingeniero Industrial, al Real Instituto de Madrid y a las Escuelas Profesionales de Barcelona, Gijón, Sevilla, Valencia y Vergara.

El 20 de septiembre de 1.935 se publica el DECRETO de 18 de septiembre de 1.935 sobre las atribuciones profesionales de los Ingenieros Industriales.

La constitución del Consejo General de Colegios de Peritos e Ingenieros Técnicos Industriales tiene sus orígenes en el Decreto de 22 de Junio de 1.956 (B.O.E. de 22 de Julio) por el que se autoriza la constitución de los Colegios de Peritos Industriales, lo que determina que por Orden de 16 de Octubre de 1957 del Ministerio de Industria (B.O.E de 1 de Marzo de 1.958) se aprobasen los primeros Estatutos Generales de los Colegios de Peritos Industriales

En 1958, año en que se constituye el Colegio Oficial de Peritos Industriales de Sevilla, cuyo reglamento de constitución dice textualmente en cuanto a su gobierno y régimen de funcionamiento que

... es una Corporación de carácter oficial con plena personalidad jurídica para el cumplimiento de sus fines que comprendían inicialmente las provincias de Sevilla, Córdoba, Jaén, Granada, MALAGA, Cádiz, Huelva, Badajoz y las plazas de Ceuta y Melilla, radicando en la primera de ellas la capitalidad del Colegio.

En el año 1.974 se publica la Ley 2/1974 de 13 de Febrero (B.O.E. de 15 de Febrero) de Colegios Profesionales.

Posteriormente y de enorme importancia es publicado el REAL DECRETO LEY 37/1977, de 13 de Junio, sobre atribuciones de los Peritos Industriales.

Con fecha 2 de abril de 1.986 se publico la Ley 12/1986 de Regulación de las Atribuciones Profesionales de los Arquitectos e Ingenieros Técnicos por la que se reconoce a los Ingenieros Técnicos la plena capacidad profesional. Como nota curiosa hasta entonces los Ingenieros Técnicos “no podían hacer proyectos” por lo que sus trabajos eran titulados como “Propuesta Técnica de instalación ...”, aun teniendo la misma validez y estructura que un proyecto.

En el BOE del 1 de Febrero se publicó el Real Decreto 104/2003, de 24 de Enero, que aprueba los Estatutos Generales de los Colegios Oficiales de los Peritos e Ingenieros Técnicos Industriales y del Consejo General y que, sustituyendo a los hasta ahora vigentes, constituyen una regulación innovadora de dicha corporación, que permitirá su actuación en el actual marco institucional de los colegios profesionales.



Número de colegiado:
Contraseña:


  • Calendario Sábado 25 Nov 2017
  • Temperatura ºC en Málaga
  • Usuarios Usuarios Online

COGITI

CACITI

UAITIE

Fundacion Tecnica Industrial
Copitima © 2017 · Avda. de Andalucía n. 17-1, 29002 MALAGA, Telef: 952 36 36 77, Fax: 952 33 00 99